sábado, 26 de agosto de 2017

Los Conciertos para piano III.

Igor Stravinsky.  Concierto para piano e instrumentos de vientos.


La combinación de piano e instrumentos de vientos era algo inusual antes de este concierto, salvo algunas excepciones. En el pasado Mozart y Beethoven escribieron cada uno un quinteto para piano y vientos. A finales del siglo XIX,  los autores rusos Anton Rubisntein y Nikolai Rimsky-Korsakov compusieron también quintetos para piano y vientos.

Francisco Rivero. Conciertos para piano3. 2017.

El Concierto para Piano e instrumentos de viento fue escrito por Igor Stravinsky en París en 1923-24. Esta obra fue revisada en 1950.  Fue compuesto cuatro años después de la Sinfonía de instrumentos de viento, que él escribió a su llegada a París después de su estancia en Suiza. Estas dos composiciones pertenecen al  período neoclásico de Stravinsky y representan un alejamiento del estilo ruso anterior del compositor de La Consagración de la Primavera. El mismo Stravisnky fue el solista en el estreno, dirigido por Serge Koussevitzky, el 22 de mayo de 1924, en París.
Son numerosas las obras para piano escritas casi al mismo tiempo para ser interpretado por el propio compositor. Entre ellas están el  Capriccio para Piano y orquesta (1929), su Sonata de 1924 y su Serenata en (1925).  Stravisnky mantuvo el derecho de ejecución para sí mismo  por un número de años, para evitar "manos incompetentes o románticas" de "interpretar" la pieza delante de  audiencias indiscriminadas.
La orquestación se compone de dos flautas, piccolo, dos oboes, corno inglés, dos clarinetes, dos fagotes (segundo fagot doblando al contrafagot), cuatro trompas, cuatro trompetas, tres trombones y tuba, contrabajo  y acompañamiento  de timbales.
El concierto es duro, barroco  y chocante con un constante contrapunto que le imprime una atmosfera avasallante, imposible de analizar por  los sentidos. Hay que escucharlo varias veces con suma atención para poder apreciarlo. En cada uno de los conciertos de Stravinsky,  como en esta obra,  pide prestado y se aparta luego de la tradición. Este tiene como  columna vertebral el diseño clásico en forma de tres movimientos, rápido-lento-rápido. El primer movimiento también es convencional en forma general: en el estilo de una Obertura francesa. Comienza con una introducción sombría para los vientos; el piano entra emotivamente para lanzar el tema principal del movimiento con música rápida y agresiva, acompañada de una  persistente percusión.  Los vientos aportan poco al  piano para las ideas, y un sentido de drama se convierte como material es transformado por el cambio. Los gestos de la música del siglo XVIII, Bach y Scarlatti en particular — atraen  los oídos del oyente, pero en una inspección más cercana, cada compás  lleva el sello inconfundible de la mano de Stravinsky.
El piano abre el segundo movimiento con una melodía majestuosa sobre una progresión constante de pesados  acordes de la mano izquierda. Es una melodía sencilla, como mucha música memorable y majestuosa.  Después de una cadencia rapsódica, con los cambios de tono; el piano lanza una nueva sección más animada, y, después de otra breve cadenza, nos conduce sin pausa al Allegro final.
El final es más luminoso, moderno, desenfadado  y positivo, con un ritmo de marcha que se proyecta hacia a delante. El ritmo  del tercer movimiento es incesante; el piano domina a menudo, dejando  apenas algunos compases donde no contribuye. La escritura, para piano y vientos, es brillante y vigorosa. Justo antes del final, la música se detiene, luego el piano repite tranquilamente un único acorde en diferentes patrones rítmicos. El concierto parece empezar de nuevo, desde el comienzo,  todo se recupera y el piano persigue a la orquesta en el  acorde final.

1.      Largo-Allegro-maestoso                    7:02.
2.      Larghissimo                                       6:39.
3.      Allegro- Agitato-Lento-Stringendo.   4:55.

Discografia: Steven Osborne ( Piano). Orquesta Sinfonica Escocesa de la BBC. Ilan Volkov. Hyperion.


La Orquesta Sinfónica de Galicia, con un  invitado de primera,  ( el pianista ruso  Toradze) se luce en este concierto. Bravo!



No hay comentarios:

Publicar un comentario