lunes, 6 de septiembre de 2021

Sonata para piano en la mayor OP. 26.

 

Obra bastante melódica.

Sin duda alguna, una de las mejores de Beethoven por sus temas románticos y su estructura tan audaz para la época. Se puede decir que es una obra del primer periodo que se adelanta y anuncia  estilo de la segunda etapa. El primer movimiento que nos envuelve con su música tan suave, de carácter soñador  y lentas cadencias  nos recuerda a Schubert. Es como mirar  hacia  la montaña después de la lluvia.

Después d ela lluvia. Francisco Rivero. |1991.


Sonata para piano No. 12 en la mayor OP. 26, compuesta en 1801-02 y dedicada al Príncipe Carl von Lichnowsky.

El primer movimiento es un andante con variaciones, lo cual es bastante inusual para las sonatas de la  época. Otro detalle importante es que Beethoven emplea  la misma tonalidad en todos los movimientos, lo cual le da unidad armónica al conjunto. Escuchamos en este movimiento  un tema de carácter íntimo y reflexivo, que expresa sentimientos de amor por medio de  una melodía muy tierna y encantadora.

El vivo scherzo del segundo movimiento contrasta con el primero. La música acelera y se detiene bruscamente con esforzando.

La Marcha fúnebre. 

Mezcla de sentimientos.  La marcha fúnebre anuncia las obras de Chopin.

UN final bastante alegre y movido culmina esta bella obra.

El Opus 26 dura aproximadamente 20 minutos y consta de cuatro movimientos:

1.      Andante con Variazioni                                       8:53

2.      Scherzo: Allegro molto                                        2:44

3.      Marcia funebre sulla morte d'un Eroe                 6:21

4.      Allegro                                                                 2:50.






miércoles, 21 de julio de 2021

Serenata Para Flauta, Violín y Viola En Re Mayor Op.25.

 

Una vieja costumbre en aquella Viena  de mediados del siglo XVIII fueron las serenatas. No eran serenatas para enamorar a una dama en un balcón, al estilo español, donde el galán se acompañaba con una guitarra, sino más bien una música en forma de suite, ejecutada por un pequeño conjunto para celebrar algún acontecimiento festivo como un cumpleaños o una graduación. Haydn compuso varias serenatas y divertimentos en un estilo galante de gran encanto, al igual que Mozart.

Francisco Rivero. Serenade. 2021.


La Serenata en Re mayor op. 25, publicada en 1802, es una de las pocas  obras de Beethoven con la flauta como instrumento principal. La obra tuvo bastante éxito editorial y fue arreglada posteriormente como la Serenade en Re Mayor OP. 41 para flauta y piano.

La serenata se introduce de manera ingenua con una melodía fresca y saltarina por parte de la flauta.

Después sigue un corto minueto, donde el trio lo ejecutan a dúo  el violín y la viola. El centro de la obra es el cuarto movimiento en forma de variaciones de un tema bastante melancólico. Dicha melodía tuvo bastante aceptación popular y fue usada luego como una canción.

La obra se estructura en siete movimientos.       

1.      Entrada. Allegro                                                              3:19.

2.      Tempo Ordinario D'un Minuetto                                     4:51

3.      Allegro Molto                                                                   2:12    

4.      Andante Con Variazioni                                                  6:11

5.      Allegro Scherzando E Vivace                                          1:56    

6.      Adagio-attacca Allegro Vivace E Dis In Volta.               1:30

7.      Allegro vivace e didinvolto.                                             4:30.




lunes, 5 de julio de 2021

Sonata para violín No. 5 en la mayor. OP. 24 (Primavera)

 

El amor por una bella mujer, según cuentan  algunos,   inspiró al joven Beethoven de 30 años a componer esta  obra de frescura primaveral. Se llamaba Giulietta Guiacciardi esta  musa que sirvió de inspiración. Beethoven se enamoró de esta joven de 17 años bastante coqueta y llegó a pedirla en matrimonio. Pero cómo sucedió varias veces, las diferencias de clases sociales en aquella época se oponían  esta unión. La joven se casó en 1803 con un noble.

Una bella joven.


Beethoven siempre se enamoraba fácilmente de hermosas mujeres aristócratas y terminaba frustrado por no poder alcanzar sus sueños. Quizás por esto su música expresa bellos sentimientos románticos, mezclados con una forma de rebeldía para expresar su rechazo a las convenciones que imponían férreas barreras sociales, bastante  absurdas de la época. . .

Creer en vuestro propio pensamiento; creer en lo que es verdadero para uno en la intimidad del corazón es verdadero para todos los hombres: eso es el genio.

 Emerson.

 

 

La Sonata No. 5 en la mayor. OP. 24, llamada La Primavera es la más apreciada por el público y los violinistas quienes la tocan con placer, siendo quizás la más hermosa de todas las sonatas para violín. Fue dedicada al Conde  Moritz von Fries, un banquero y protector de las artes, a quien Beethoven también honró con la dedicatoria de su Séptima Sinfonía.

Esta es la más popular de sonatas para violín de Beethoven. Se abre con un tema que fluye de lirismo espontáneo y el suave resplandor, sugiere inmediatamente la frescura y la belleza de la primavera que se ha ganado la sonata de su apodo.

Opus 24 es primera sonata de violín de Beethoven con cuatro movimientos.

El tercer movimiento es  corto scherzo (apenas un minuto), que sirve de puente entre los movimientos adyacentes: la sublime sencillez del segundo movimiento y el lirismo gentil del  final.

El final es un rondó bastante movido y enérgico con ritmos de danza, para lucimiento de los solistas,  más o menos convencional.

La Sonata primavera es de unos 22 minutos y se divide en cuatro movimientos

1.      Allegro

2.      Adagio molto espressivo

3.      Scherzo: Allegro molto

4.      Rondo: Allegro ma non troppo.




miércoles, 30 de junio de 2021

Sonata para violín No. 4 en la menor, Opus 23

 

Es difícil llegar a tener un fraseo tan rico, convincente  y expresivo entre dos instrumentos como lo hace Beethoven en esta sonata. El violín nos habla de la  angustia y el sufrimiento de un hombre que empieza a quedarse sordo: el piano responde con frases algo más optimistas y consoladoras. En medio del crepúsculo de un paisaje otoñal, surgen rayos de  luces esperanzadoras.

Francisco Rivero. Luz de otoño.


La Sonata para violín Nº 4 en la menor Opus 23 de Ludwig van Beethoven, fue compuesta en 1801 y  publicada en octubre de ese año. Está  dedicada al Conde Moritz von Fries. Fue compuesta originalmente para ser publicada junto con la Sonata para violín N.º 5, sin embargo fue publicado en papel de tamaño diferente, por lo que los números de opus tuvieron que dividirse. A diferencia de las tres primeras sonatas, Sonata nº 4 tuvo una recepción favorable de críticos, aunque no es de las más ejecutadas.

Es mucho lo que hay de  inusual en esta sonata. Es una de las  dos en clave menor. Su primer movimiento con su incesante métrica de  6/8, es inusual para un movimiento de apertura de una sonata, así como lo es el tempo marcado de presto. Todavía se debe notar otro punto poco ortodoxo: la introducción de un nuevo tema (en Fa mayor dentro de la sección de desarrollo) y todavía otro (en la menor) en la culminación  del desarrollo y recapitulación.

El segundo movimiento no es un movimiento lento ni tampoco un scherzo, pero combina aspectos de ambos y contiene  tres temas completos. Escuchamos un tema heroico y decidido en la parte central.

El final de rondo regresa al conducción impulso del movimiento de apertura, su tema principal urgente, siempre iniciado por el piano, reaparece  con frecuencia y   entre las derivaciones  de este tema se encuentran una gran cantidad de episodios contrastantes en el estado de ánimo, textura, clave, nivel dinámico y registro.

En resumen: la Sonata No. 4 en la menor, Opus 23  es la menos ejecutada de todas.

Es una obra tormentosa, confusa y difícil de ejecutar.

La obra tiene una duración de unos 19 minutos en tres movimientos

1.      Presto

2.      Andante scherzoso, più allegretto

3.      Allegro molto


sábado, 12 de junio de 2021

De regreso al blog.

El regreso...

He estado fuera del blog por espacio de dos años. Un tiempo bastante largo. La gente me ha pedido que lo abra de nuevo para entretenerse un poco en estos días de la Pandemia. Este blog que comencé a escribir hace más de 10 años.

 Hoy he abierto de nuevo las puertas al público lector para seguir compartiendo este hermoso pasatiempo de la música clásica. 

Reparando los links caídos...

Me dedicaré a reponer los enlaces caídos a vídeos de youtube, para mantener el blog vivo. Esta actualización  me llevará algún tiempo.

Ahora es Beethoven...

Mis intereses sobre la música clásica han cambiado un poco desde entonces y me he dedicado a partir del año 2020 más a la música del pasado. 
En particular, al músico alemán Ludwig van Beethoven (1770-1827). (Por cierto, en el año 2020 se cumplieron 250 años del nacimiento del genio de Bonn) 

Adiós al pasado...

 Las primeras entradas (unas 100 que publique en el año 2010) las he suprimido.
 Pero no todo se ha perdido. Este material se encuentra en mi libro publicado en Amazon; La Música Moderna. Si lo quieres tener una copia puedes pinchar el enlace adjunto para comprar el libro y así me ayudas...





lunes, 9 de septiembre de 2019

Beethoven después de 1800 (2)



La Sonata para piano No. 11, en Si bemol mayor OP. 22, designada como Grande Sonata por su autor, fue compuesta en 1800 y dedicada al Conde  Johan Georg von Browne, un Coronel y diplomático ruso que fue un gran patrón de Beethoven en Viena. 

Grande Sonata.

Grande sonata por sus cuatro movimientos y larga duración.
Una bella sonata con aires de majestuosidad, serenidad  y grandeza que cierra dignamente el ciclo de las Grandes Sonata del primer período de Beethoven.    Vease la Gran Sonata No. 4  de 1797 , en este mismo blog. También son grandes sonatas  las Tres sonatas del Opus 2 , sonatas tempranas bastante formales y de de gran majestuosidad, dedicadas a su maestro Joseph Haydn.

El primer movimiento está en la típica forma sonata. 

La exposición comienza en la  tónica y transiciones antes del   segundo tema nos llevan a la clave  dominante. El desarrollo juega un poco con los últimos compases  de la exposición antes de ejecutar unos  arpegios con la  mano derecha como la línea del bajo, que  desciende lentamente y cromáticamente. El tema de las octavas de la clausura de la exposición vuelve otra vez en el bajo, en una escala cromática que resolver en unos acordes de  dominante Fa  de séptima (función dominante de la sonata), que establece la recapitulación.

El segundo movimiento; un adagio.

 de expresión romántica, está en Mi bemol  mayor y también está en forma sonata. Su melodía de apertura se compara  con la música posterior de Chopin. La exposición comienza en la clave tónica y termina en la tonalidad dominante.

El Minueto.

El tercer movimiento es el más corto. Está en forma de minueto y trío, pero el trío es apenas un contraste en tono menor. Los primeros 30 compases  del Minueto en Si bemol Mayor, la menor y  en sol menor (relativa menor de si bemol mayor).

El Rondo al final.

El cuarto movimiento posee  forma de rondo ABA´CA, con una coda final.  El primera tema A comienza en la  tónica y las transiciones de tema B  en la clave dominante con grandes  arpegios en la mano derecha con una buena parte del teclado. Después de los arpegios, ambas manos tocan la melodía  del tema A, antes de llegar a la clave tónica en el  tema A´ (con muy poca desviación del  primer tema A). De repente, el tema  C comienza con un cambio clave en Si bemol mayor.



La sonata se estructura  en cuatro movimientos.
1.      Allegro con brio.
2.      Adagio con molto  espressione.
3.      Menuetto.
4.      Rondo. Allegretto.



domingo, 1 de septiembre de 2019

Beethoven después de 1800 ( 1)


Sinfonía No. 1 Do mayor  OP. 21

               


La Sinfonía No. 1 Do mayor, Op. 21 fue  compuesta en 1800 cuando su autor contaba treinta años. Está dedicada al  Barón van Swieten. Fue estrenada en Viena en el mismo año, dentro de un concierto maratónico, junto con el Septeto Op. 20, en un programa que también incluía música de Mozart y Haydn. La obra fue criticada  por su grandes innovaciones. La Primera sinfonía es de alguna manera una introducción a todo lo que escribirá Beethoven más tarde: explora en efecto numerosos horizontes a menudo contrastados.

Francisco Rivero. Beethoven sinfonia 1. 2019.

Primer movimiento.

Desde los primeros compases se expresa el genio de Beethoven. Hay una entrada algo misteriosa que crea un clima de inestabilidad e indecisión, pero luego la música toma su cauce con las cuerdas, se vuelve sonora, se apodera del oyente y se desborda con la exposición del tema principal. Es un tema heroico y revolucionario con cambios bruscos de dinámica que mantienen la atención del oyente: muchos acelerandi y retardandi. Un segundo tema lírico y femenino llevado por las maderas, contrasta con el primero.

Andante Gracioso. 

El segundo movimiento es un andante gracioso en el más puro estilo clásico, que nos hace recordar a Haydn y Mozart. Es poco innovador si se compara con el primero. Los golpes de timbal le dan cierto dramatismo oscuro creando una atmosfera de melancolía. Contiene una coda final bastante bonita.

El Scherzo. 

El tercer movimiento es un vibrante scherzo, caprichoso y juguetón, aunque lleve el título de Minueto, como una concesión hacia las formas del pasado, que Beethoven ira transformando a lo largo de su carrera. Está escrito en la forma ternaria ABA. La sección del trío contiene una sencilla melodía con fuertes cadencias en los timbales.

Movimiento final.

El último movimiento entra de manera casi inmediata con un adagio en la introducción y luego irrumpe  sorpresivamente con trémolos y arpegios en las cuerdas de forma alegre y decidida. Hay influencias de  Haydn en este toque de humor inicial, influencia que  se hace más evidente en las ejecuciones rápidas.  Se escuchan al fondo las notas de los metales de viento en fortísimos. Al final se llega a un clímax, la música se detiene y comienza todo de nuevo. Termina esta bella sinfonía de manera triunfal con una coda.

Estructura.


La Sinfonía No. 1 Do mayor, Op. 21  tiene una duración de unos 26 minutos y se estructura en cuatro movimientos:
1.      Adagio molto. Allegro con brio                                      9:30
2.      Andante cantabile con moto                                           7:40
3.      Menuetto – Allegro molto e vivace                                  3:56
4.      Finale – Adagio, allegro molto e vivace                         5:41.