miércoles, 5 de marzo de 2014

Programando una audición de música clásica.




Por Francisco Rivero.
A veces escuchamos varias piezas de música clásica y quedamos  algo cansados por el esfuerzo continuo. Una audición normal debe durar entre una hora y hora y media. Luego hay que parar y podremos seguir al día siguiente.

Francisco Rivero. Oyendo música. 2010.
Los primeros cinco minutos de audición soportan cualquier cosa. Pero  luego, si  no prestamos atención nos cansamos y la dejamos. La música requiere de nosotros mucha  atención e interés, y esto es un esfuerzo para los nervios auditivos y el cerebro. Mediante un programa adecuado podemos ser más eficientes.
La organización del programa parte del principio básico de la variedad. Las cosas variadas son más agradables y amenas. Nada más insoportable que la monotonía.
Podemos lograr esta variedad poniendo atención a los distintos géneros musicales. Así pues nuestro programa para que sea variado debe serlo en cuanto a los géneros. Comenzamos con una obra y para la siguiente debemos cambiar de género. Es decir si elegimos una sonata para piano como obra inicial, seguiremos con un concierto para violín, por ejemplo.
 A continuación una lista de géneros ordenada en el tiempo.
·         Sexteto de vientos.
·         Quinteto de vientos.
·         Sexteto de cuerdas
·         Quinteto de cuerdas.
·         Cuarteto de cuerdas
·         Tríos de cuerda.
·         Tríos de piano.
·         Sonatas para un instrumento y piano. Puede ser violín, violonchelo, viola, oboe, clarinete, flauta, guitarra, arpa u otro
·         Piano solo.
·         Cuartetos de piano.
·         Quintetos de piano.
·         Conciertos para piano.
·         Conciertos para violín.
·         Sinfónico.
Esta lista no es exhaustiva, pero incluye los géneros principales de la música clásica instrumental. Las razones que tuve para formar esta secuencia son complicadas y no las expongo aquí por razones de espacio. Con la lista  a la mano, selecciona tres o cuatro géneros distintos y los colocas en tu programa.

Otro aspecto que hay que cuidar es el estilístico.
El primer punto es el siguiente: La música moderna por ser algo compleja y de difícil audición, es la que requiere de mayor atención y debe ir de primera en cualquier programa. Es como la materia de matemáticas en los cursos universitarios. Si te la colocan a las siete de la mañana entonces la entiendes bien. Si  por el contrario tomas una clase de matemáticas al mediodía, después de cuatro horas de clases de otras materias, entonces estás frito, pues será pesada y aburrida.
En segundo lugar, no podemos mezclar la música antigua y el barroco con las romántica o moderna en un mismo programa. Si quieres escuchar a Vivaldi  o a Bach entonces haz un programa solo para esos compositores.
Finalmente, combina diversos estilos en tu programa. Una buena selección sería Moderno-Clásico-Romántico. Después de escuchar una pieza moderna, entretenerse con algo del período clásico como Mozart o Haydn, cae muy bien pues es música refrescante. Dejamos el plato fuerte para el final que puede ser una larga sinfonía de Brahms, Tchaikovski o Dvorak, algo que requiere de muchas neuronas.
A manera de ejemplo, hoy escuche las siguientes obras:
1.       D. Shostakovich. Cuarteto de cuerdas No. 8 (20 minutos).
2.       W. A. Mozart. Sonata para piano en la menor K. 310 ( 20 minutos)
3.       A. Dvorak Sinfonía No. 4 en do menor OP. 13 ( 40 minutos)
Inténtalo y hazme saber tus opiniones y comentarios. Gracias.



No hay comentarios:

Publicar un comentario