lunes, 26 de abril de 2010

Interludio No. 1 El maestro Dudamel



El joven venezolano Gustavo Dudamel, director de la Orquesta Sinfónica de Los Angeles y la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, ha generado toda una revolución en el panorama artístico, en cuanto a la forma de apreciar y disfrutar la gran música. Es un concepto nuevo de interpretación cargado de sentimiento latino americano, pleno de fogosidad, empatía profunda, ritmo candente y juventud que agrega un toque especial a la "música culta" sin caer en facilismos. Dudamel alcanzó fama internacional en el año 2007 cuando se presentó en los Proms en la Royal Albert Hall de Londres junto a la sinfónica Simón Bolívar, con un concierto electrizante y lleno de emoción que cautivaron inmediatamente al público con sus brillantes interpretaciones. Dudamel está muy agradecido con el Sistema Nacional de Orquestas Juveniles de Venezuela, el músico José Antonio Abreu. ES un sistema único en el mundo donde se han reclutado 250.000 muchachos para formarlos como músicos. Muchos de ellos son jovenes de escasos recursos, que no poseen los medios para estudiar en una academia.
Uno de los grandes patrocinadores de Dudamel es el británico Simon Rattle, director de la Orquesta Filarmónica de Berlín, quien ha expresado grandes elogios hacia el joven director venezolano calificándlo como uno de los más fantasticos y talentoso que haya conocido.

No podemos establecer comparaciones odiosas con otros estilos algo más serios y formales, pues caeríamos en largas discusiones banales. ES tan solo una nueva forma de ejecución y dirección que ha enriquecido el mundo de la música clásica revitalizándola desde una dimemsión completamente espiritual.
Dudamel ha dirigido también sinfonías muy serias y sustanciosas como las de Mahler y Shostakovich junto a la Sinfónica Simón Bolívar en diversos escenarios internacionales, demostrando calidad y profesionalismo.
¡Bravo Dudamel y el Sistema de Orquestas juveniles de Venezuela!
Sobre el Danzón No. 2 del mexicano Arturo Márquez.
Arturo Márquez ha creado numerosos Danzones para gran orquesta y orquesta de cámara. El más famoso es el Danzón no. 2, que desde su estreno en 1994 es ya un clásico del repertorio latinoamericano contemporáneo. El Danzón no. 8 es un homenaje a Ravel, construido a semejanza de su famoso Bolero.
El siguiente video es de baja calidad pero emocionante,

No hay comentarios:

Publicar un comentario