lunes, 26 de abril de 2010

Hans Henze



Hans Henze
Un digno representante de la nueva tonalidad.

Hans Werner Henze (1926- ) es un compositor alemán que, a lo largo de su fructífera carrera, ha incursionado en distintos estilos y corrientes musicales del siglo veinte. Compositor prolífico con más de 12 óperas, 10 sinfonías, música para el teatro, conciertos para violín, música de cámara y obras corales.
Henze nace en Wütersloh en el seno de familia humilde, hijo de Franz Henze, maestro de escuela y Margarete. Franz era, además de maestro, un músico amateur que tocaba la viola y dirigía en sus ratos libres pequeñas bandas y coros de trabajadores. Como era la costumbre en aquella sociedad, Hans, por ser el hijo mayor de un maestro, recibió lecciones de piano tan pronto como ingresó en la escuela primaria.. Henze sufrió y conoció de cerca la opresión política que el Partido Nacional Socialista ejerció en los años 30 y 40 sobre su familia y la sociedad alemana, lo cual marcó su vida para siempre. Su padre, quien, después de haber renunciado a sus creencias religiosas y filosóficas, se había convertido a la ideología nazi.
El joven ganó una beca para estudiar en la Escuela de Música Estadal de Brunswick en 1942, donde estudió piano, composición y percusión. Casi al final de la guerra, en 1944, Henze, apenas un muchacho de 17 años, fue forzado a servir en una división blindada de tanques en Magdeburg, en donde se desempeñaba como oficial de radio. Estuvo también en el frente oriental en Praga. Ante la derrota de Alemania y el avance de los rusos por el este y los aliados por el oeste, se produce la retirada de las tropas. Solo quedaba libre el camino hacia el norte. La tropa de Henz cayó en la retirada de Berlín hacia Dinamarca y el joven recluta estuvo varios meses en un campo de prisioneros inglés. Allí escuchó por vez primera muchos autores prohibidos en su país, en las ondas sonoras de la BBC.
La primera de sus sinfonías data de 1947. Es una obra de corte romántico, donde los timbales, maderas y las cuerdas imponen un ritmo bastante animado. Durante el verano de 1946 Henze asiste a los cursos de Darmstadt de música moderna. Compone una sinfonía de Cámara Kammerkonzert (1946) dentro del estilo neobarroco de Hindemith. Se inserta fácilmente en la corriente dodecafónica bajo la tutoría de los maestros Josef Rufer en Munich y René Lebowitz en Darmstadt y París. Su concierto de Cámara para clavicordio y ocho instrumentos solistas Apolo y Jacinto (1949) es una de esas obras emblemáticas de esta etapa, que combina el rigor de la técnica de las doce notas con un argumento extra musical como lo es la inserción de un poema al final. El año de 1953 marca un punto de inflexión en la vida y la carrera artística de Henze: decidió abandonar todo, mudarse al sur de Italia en la isla de Ischia, cerca de Sicilia, para reflexionar sobre sus obras realizadas e dar inicio a una nueva etapa. Fue un giro de 180 grados en su estilo, produciendo a partir de entonces obras más accesibles al público, dentro de un lenguaje tonal y tradicional.
La poetisa austriaca Ingeborg Bachmann acompañó a Henze durante muchos años en su retiro de Ischia. Ella se fue a vivir a la isla en el verano de 1953 y a partir de entonces comienza una etapa muy interesante de colaboración mutua entre ambos en la discusión de aspectos esenciales de literatura, historia, música y poesía que sirvieron para crear obras novedosas en donde se incorpora el texto dentro de sus composiciones.
Surgen entonces dentro del marco de esta asociación “Der Iditot” una obra mimodrama con pantomima, música, danza y poesía (revisado en 1990), “Die Zikaden” (1955), música para una comedia de radio con texto de Bachmann, comisionada para los décimos cursos de verano de Darmstadt, “Maratona” (1956) un ballet basado en la crítica social de Luchino Visconti y otro ballet “Undine” (1956-57) lleno de reminiscencias romanticas, compuesto especialmente para la bailarina Margot Fonteyn. Finaliza este ciclo con “Nachtstücke und Arien” (1957) tres movimientos con textos de Bachmann para soprano y orquesta.
Posteriormente inicia una nueva etapa de reconciliación con la música tradicional En la localidad de Ischia Henze entra en un idilio con la antigüedad clásicade Grecia y Roma y compone obras instrumentales de considerable suavidad y dulzura. Tal es el caso de “Kammermusik 1958” una obra bastante descriptiva en donde incorpora a la orquesta canciones acompañadas de guitarra, solos de guitarra y un octeto.
Después de su etapa de aislamiento en Ischia, Henze atravezó por una etapa de su carrera de toma de conciencia y participación política a partir de los años 60. Una de las causas fue su relación Bachmann y su grupo de amigos intelectuales con ideas de izquierda. Son representativas de este período Dass Floss der “Medusa” (1968) para soprano, barítono y coro mixto, dedicada a Ernesto Che Guevara y su recital “El Cimarrón” (1969-70) donde se narra la vida de un esclavo negro en la Cuba colonial .
Las Basarides.
Las Basarides (1964) es una ópera de Henze, con libreto de los ingleses Hug Auden y Chester Kalman, basada en Las Bacantes del dramaturgo griego Eurípides. Fue estrenada con gran éxito en la Gran sala del Festival de Salzburgo en 1966. En 1965 su autor compuso una suite con extractos de la música de la ópera. La Suite contiene tres partes:
Adagio 11:08 .
Fuga 5:03
Danza de las Ménades 8:40 .
Comentarios:
1. Las bacantes representan la lucha del instinto ciego en contra de la razón. Es una denuncia al culto a Dionisios que propicia la embriaguez y la locura colectiva. Las bacantes son un grupo de mujeres adoradoras de Dionisio.
2. La música de Henze en su etapa italiana posee la turgencia y voluptuosidad de Wagner, con la vivacidad, la dinámica y el ritmo de Stravinsky, gracias a un entramado sonoro bastante complejo ejecutado por una orquesta de grandes dimensiones.
3. El primer movimiento nos introduce en un ambiente de majestuoso misterio creado a base de armonías contrastantes en la sección de bronces. Finaliza con choques violentos que anuncian la turbulencia del segundo movimiento. Hay semejanzas con los ballets de Stravinsky, especialmente el pájaro de fuego.
4. La fuga de la parte central es más experimental y por el empleo de la atonalidad se aproxima a la segunda escuela de Viena.
5. El tercer movimiento de carácter violento presenta una dinámica bastante interesante. La sección de percusión y los bronces distorsionan la materia sonora a niveles extremos.
Discografía:
Markus Sáenz. Orquesta Gürzenich de Colonia. Capriccio. 2007.

2 comentarios:

  1. hola, trabajo con los archivos de Manuel Puig, un escritor que hizo para Hans Henze una ópera basada en El beso de la mujer araña, la novela. Podrías escribirme si sabés algo sobre la puesta de esta ópera? Hay algún contacto con Henze posible?

    ResponderEliminar
  2. Estoy haciendo un trabajo sobre Manuel Puig.
    Soy una amante lectora de su obra y una sectaria de la ópera.
    No encuentro la ópera El beso de la mujer araña de Hans Henze.

    ResponderEliminar