lunes, 26 de abril de 2010

Benjamín Britten



Benjamín Britten
Músico inglés poseedor de un estilo ecléctico y restaurador de la ópera inglesa en el siglo XX.

Benjamín Britten (1913-1976) fue un músico inglés del siglo XX, que se destacó por su brillante carrera como compositor, director, y pianista. Principalmente es conocido por sus óperas, que forman parte importante del repertorio moderno. Su estilo musical es bastante ecléctico, tomando lo mejor de varios compositores contemporáneos. Aparte de su música para el escenario, Britten también produjo una buena cantidad de música sinfónica, coral y de cámara.
Desde pequeño fue estimulado hacia la música, por parte de su madre Edith, una cantante y pianista aficionada. El joven Benjamín a los 10 años ya tocaba bien el piano y componía. A los trece comenzó su entrenamiento formal tanto en el piano como en la viola. Siempre se sintió predestinado a ser un gran compositor. El hecho de haber nacido el día de Santa Cecilia, le reforzó esta creencia.
A los 14 años fue presentado por su madre ante el compositor Frank Bridge, quien observó dotes de genialidad y recomendó que el joven debiera seguir estudios musicales en Londres de manera rigurosa y formal. Ya en esa época Britten Había compuesto más de cien obras. Briten ganó una beca para realizar estudios en Royal College of Music en Londres. Ingresó en 1930. Entre sus profesores estaba Arthur Benjamín, piano y John Ireland, composición. Al final del segundo año de estudios sus esfuerzos se ven coronados al ganar un premio importante con su obra de cámara: Quinteto para cuerdas Fantasía en fa menor. Otras obras de este período son su Sinfonieta op. 1 (1932) y el ambicioso Doble concierto para violín y viola, la Sinfonía Simple y un Te Deum. A partir de 1937, hasta 1948 Britten inicia una etapa muy interesante en su carrera de asociación con la radio BBC, para la musicalización de dramas.
En 1939 hace un viaje a Norteamérica, para escapar del ambiente político comprometido y posteriormente del desastre de la guerra. Permanece en el Nuevo Mundo hasta 1942. Son años bastante productivos en donde establece contactos con los compositores americanos y compone diversas obras como el Concierto para violín, que evoca de manera nostálgica a su país, la Sinfonía da Réquiem como un homenaje a sus padres y el Carnaval de Canadá, una obra ligera y humorística.
Al regresar a Inglaterra en 1942, Britten está en el tope de su carrera y se dedica a componer óperas. Aparecen entonces sus grandes producciones para el escenario entre las que destacan Peter Grimes, Albert Herring, El rapto de Lucrecia y Otra vuelta a la tuerca. En 1947 crea el Festival de Aldeburg en Inglaterra, que servirá para difundir sus obras y las de otros compositores modernos.


Guía orquestal para jóvenes.


La Guía orquestal para jóvenes, de Benjamín Britten (1913- 1976), es una obra didáctica dirigida a todos aquellos que se inician en el pasatiempo de la música clásica. El nombre completo es “Variaciones y fuga sobre un tema de Purcell, Op. 34”. Fue compuesta en 1945 para una película educativa titulada: Los instrumentos de la orquesta. La música se inspira en una danza del músico inglés Henry Purcell “Abdelazar, o la venganza del moro”.
La Guía orquestal para jóvenes, de Benjamín Britten es una obra, de media hora de duración, posee estructura de suite, con una introducción, 13 variaciones y una fuga final.

1. Tema. Allegro maestoso e largamente 2:12.
2. Variación A. Presto (Flauta y flautín) 0:29.
3. Variación B. Lento (Oboe) 1:02.
4. Variación C. Moderato (Clarinete) 0:42.
5. Variación D. Allegro alla marcia (Fagote) 0:55.
6. Variación E. Brillante – Alla Polaca (Violín) 0:48.
7. Variación F. Meno Mosso (Viola) 1:05.
8. Variación G. (Violonchelo) 1:17.
9. Variación H. Cominciando lento ma poco a poco accelerando (Contrabajo) 1:05.
10. Variación I. Maestoso (Arpa) 0:56.
11. Variación J. Vivace (Los cornos) 0:54.
12. Variación K. Vivace (Las trompetas) 0:30.
13. Variación L: Allegro pomposo (Trombón y tuba) 1:17.
14. Variación M. Moderato (Percusión) 2:02.
15. Fuga. Allegro Molto – Toda la orquesta. 2:55.
Comentarios:
1. Esta obra de Britten permite aprender a diferenciar los distintos timbres de los instrumentos de la orquesta, de forma amena. La inclusión de un narrador es Ad libitum, o a criterio del director. El narrador (generalmente el director de la orquesta) hace una presentación de cada instrumento indicando sus características de timbre sonoro y las posibilidades expresivas del mismo.
2. El tema con variaciones es una forma musical usada por algunos compositores del siglo XX. Consiste en tomar un tema principal, generalmente sencillo, que puede ser propio o de otro autor, presentarlo al inicio para que el oyente lo conozca y luego exponer las distintas variaciones o modificaciones del mismo. Las sucesivas variaciones o mutaciones del tema original pueden ser por cambio de ritmo, de melodía, de armonía o de orquestación o un poco de todas ellas, como es el caso de la presente obra.
3. Al final de las variaciones hay una fuga en donde participan por turnos todos los instrumentos. La fuga es otra forma musical basada en un procedimiento muy simple como lo es la imitación. Una voz principal inicia una melodía y un poco más tarde, otra voz empieza a entonar la misma melodía y luego una tercera y así sucesivamente. De esta manera se crea una textura polifónica en donde se escuchan varias voces cantando de manera simultánea pero en distintas notas. Para poder apreciar este recurso musical el oyente debe ser capaz de distinguir los distintos sonidos en cualquier instante de manera separada.
4. La grabación que nos dejó el propio Britten, dirigiendo la Orquesta Sinfónica de Londres es una de las mejores por su gran maestría. Incorpora detalles sonoros que le dan un toque de genialidad y modernismo a esta obra. Tanto en esta versión como en la de John Barbirolli no hay narrador.



Discografía:
1. Español- Lorin Maazel. Orquesta Nacional de Francia. DG.
2. Sir John Barbirolli. BBC Orchestra. BBC leyends. 1970.
3. Benjamin Britten. Orquesta Sinfónica de Londres- London. 1963.

Concierto para piano.

El Concierto para piano OP. 13 de Bejamin Britten fue escrito en 1938 cuando el autor contaba apenas con 24 años. Es una obra de juventud llena de vigor y fuerza expresiva. La obra consta de cuatro movimientos:
1: Toccata. Allegro molto e con brio [11'15]
2: Waltz. Allegretto [4'46]
3: Impromptu. Andante lento [8'06]
4: March. Allegro moderato – sempre alla marcia. [8'08]






Comentarios:
1. Britten describe esta obra como directa y simple en cuanto a forma. La première la dio el propio autor, quien era un pianista virtuoso en el Henry Wood Promenade Concert en Queens Hall, Londres. En 1945 Britten hace una revisión a tres de los cuatro movimientos reemplazando el tercero completamente. Sin embargo la versión original con el tercer movimiento ha sido puesta en escena nuevamente, con una excelente grabación de la Orquesta de Cámara Inglesa.
2. La obra estructurada en cuatro movimientos esta llena de tensión, nerviosismo y agitación, especialmente en la tocata donde se requiere de parte del intérprete un gran dominio de los tiempos para lograr el movimiento hacia delante y atrás.
3. Se dice que el vals que aparece en el segundo movimiento debe su carácter inquietante y patético a la preocupación del autor en aquellos momentos por la invasión de Austria, la cuna del vals, por Adolfo Hitler.
4. En el movimiento final de marcha. Britten explota al máximo los recursos del piano como un instrumento de percusión.

Discografía:
1. Joana Mac Gregor. Steuart Bedford. English Chamber Orchestra. Naxos. 1993.
2. Steven Osborne. BBC Scottish Symphony Orchestra, Ilan Volkov. Hyperion. 2007.

No hay comentarios:

Publicar un comentario