lunes, 26 de abril de 2010

Alexander Glazunov



Alexander Glazunov
Compositor ruso de transición entre grupo de los cinco y los músicos del siglo XX.

Una figura importante de la música rusa es Alexander Glazunov (1865-1936) quien fue un alumno destacado de Rimsky Korsakov. Glazunov posee un estilo suave, agradable y fluido, siendo su discurso sonoro melodioso, dulce y acaramelado. Quizás demasiado predecible y equilibrado en sus composiciones. Su música es completamente tonal y la orquestación rara vez se escapa de lo convencional. No fue un innovador sino, más bien un hombre de espíritu práctico que se valió de lo mejor del grupo de los cinco y la tradición romántica europea. Glazunov perteneció al llamado "Grupo de Belyayev ", junto con Rimsky-Korsakov, Liadov, Vitols y otros. En 1885 el patrón o mecenas de las artes Mitrofan Belyayev organizó los Conciertos Rusos Sinfónicos en San Petersburgo y una casa editora de música en Leipzig, Alemania. Glazunov, al igual que Korsakov fue un gran orquestador. El completó algunos trabajos inconclusos de Borodin, como la Opera "El Príncipe Igor" y la Tercera Sinfonía del mismo autor. Alexander Glazunov compuso ocho sinfonías, algunos conciertos y obras de cámara. Entre sus últimos trabajó está un concierto para saxofón bastante ejecutado. También destaca su concierto para violín y otro de violonchelo.
Después de componer sus mejores obras, Glazunov se dedicó a la enseñanza en el Conservatorio de San Petersburgo desde 1905 hasta su muerte. Sin embargo su estilo académico fue duramente criticado por la nueva generación del siglo veinte representada por Prokofiev y Shostakovich.

Concierto para violín.
El Concierto para violín en La menor de Alexander Glazunov (1865-1936) fue compuesto en 1905.
La obra consta de tres partes:
1 Moderato 4:19
2 Andante 7:12
3 Cadenza 2:13
4 Animando 6:03
Comentarios:
1. El primer movimiento en forma de sonata se inicia con una rapsodia del violín exponiendo el tema principal, acompañado por las cuerdas y las maderas. La suavidad de los timbres musicales y el cuidadoso equilibrio orquestal hacen recordar a Tchaikovsky.
2. En el andante, de mucho romanticismo, el violín dibuja bellas melodías acompañado del arpa y las cuerdas. Hay momentos de tensión que se resuelven en diálogos de mucho lirismo entre el violín y la orquesta.
3. Los grandes conciertos para violín siempre concluyen de manera triunfal, con alguna melodía que supera en atractivo a todas las escuchadas antes del final. El de Glazunov no es una excepción a esta regla. El último movimiento en forma de rondó, presenta un tema musical de mucha nobleza, espíritu alegre y vivacidad. El autor se recrea con la belleza de esta melodía pegajosa y la desarrolla en amenas variaciones de mucho dinamismo.
4. Algunos intérpretes ejecutan este concierto en un solo movimiento.
Discografía:
1. Julia Fischer Orquesta nacional de Rusia. Yakov Kreizberg Director. Pentatone. 2004.
2. Izhak Perlman. Orquesta Filarmónica de Israel. Zubin Mehta. EMI. 2003.
3. Semen Snitkovski Gran Orquesta Sinfónica de la radio de Moscú. Gennadi Rojdestvenski. Melodya. 1977.
4. Gil Shaham. Orquesta nacional de Rusia. Mikhail Pletnev. DG. 1998.

No hay comentarios:

Publicar un comentario